osteopatía y quiropráxia

 

  Terapias indicadas en: Hernias discales, tendinitis, esguinces, lumbalgias, ciatalgias y todas aquellas dolencias que afectan a las articulaciones, especialmente referidas a la columna. Estas técnicas, se utilizan en recuperaciones especialmente sobre problemas o lesiones músculo-esqueléticas ocasionadas por accidentes, dolor en las articulaciones, columna vertebral, esguinces, tendinitis, lesión de tendones y músculos, epicondilitis, lesiones ligamentosas de rodillas, hombros y todo lo relacionado con el sistema motorico, pues todo en su conjunto va inter-relacionado ocasionando situaciones dolorosas que en muchos casos llevan a quienes las padecen a sufrir largas bajas laborales. La práctica y el desarrollo de todos los trabajos que en este sentido se ejercen en el centro, descansan fundamentalmente sobre la osteopatía, aplicándose en muchos casos algunas técnicas de quiropráxia. Aunque está especialmente indicada en la recuperación del ráquis, escoliosis, protuberancias y hernias discales en cualquiera de los tres niveles: cervical, dorsal y lumbar, en cualquiera de sus tres grados, así como de ajustes de sacro-ilíacos y sacro-coxígeos, lesiones posparto y lesiones del pubis, ciáticas, lumbalgias y otro tipo de lesiones ocasionadas como consecuencia de bloqueos de la columna, irradiándose en ocasiones a los diferentes órganos. Éstos, en muchos momentos afectados por presiones sobre los nervios raquídeos, tanto aferentes como eferentes.
    Es importante saber que, en los casos de hernias discales, podemos movilizar y recolocar las vértebras hasta que desaparezcan los dolores, pero no, su eliminación. Podemos llevar una vida saludable si evitamos determinados movimientos bruscos o levantamos pesos excesivos. La hernia como tal lesión y dependiendo de su grado “siempre la vamos a tener con nosotros”.
 

 

LEER CASO PRÁCTICO
 
(ampliar foto)
(ampliar foto)